¿Libertad de expresión o una ofensa al sentimiento religioso? El 'coño insumiso', camino de juicio tres años después